Colitis ulcerosa e impacto sobre la fertilidad de la mujer

Colitis ulcerosa hoy < Colitis ulcerosa e impacto sobre la fertilidad de la mujer

Según diversas investigaciones, no existe relación entre las enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa y el riesgo de aborto.

El diagnóstico de la colitis ulcerosa suele realizarse durante la juventud, entre los 20 y los 30 años por lo que, en el caso de las mujeres, se diagnostica durante su edad fértil.

[1]

A menudo, esta situación provoca preocupación por el posible impacto que puede tener la enfermedad sobre la fertilidad.

[2]

Si bien en el pasado se han desarrollado estudios con datos contradictorios, investigaciones recientes revelan que la fertilidad de las mujeres con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn es similar a la de la población en general

[1]
, con embarazos sin complicaciones en alrededor del 85% de los casos.
[3]

Además, el riesgo de aborto tampoco se ve influido por la presencia de una enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y presenta unos datos similares a los del resto de la población.

[3]

Factores que pueden influir en la fertilidad

A pesar de todo, existen algunos factores que pueden influir en la fertilidad de las pacientes con colitis ulcerosa:

[2]
[3]
[4]

  • Cirugía: las intervenciones intestinales, como la ileostomía (que es la más habitual), las ostomías, las colectomías, protocolectomías o el tratamiento de fístulas, fisuras y abscesos. Estas operaciones pueden provocar alteraciones anatómicas que influyan en la fertilidad de la mujer.
  • Brotes: las fases activas de la enfermedad pueden provocar una disminución de la actividad sexual en las personas que padecen enfermedad inflamatoria intestinal.

Momento de la concepción

La fase en que se produzca la concepción también juega un papel relevante en el desarrollo de la gestación.

[4]

Si esta se produce durante una fase de remisión de la enfermedad, es muy probable que los síntomas se mantengan inactivos durante los meses de embarazo.

[3]

Sin embargo, el caso contrario puede significar el mantenimiento de los síntomas durante el período de gestación en más de un 60% de los casos, lo que puede aumentar el riesgo de abortos espontáneos, de parto prematuro y de niños con bajo peso al nacer.

[3]

Además, las mujeres con colitis ulcerosa presentan una menor respuesta al tratamiento durante el embarazo.

[1]

El embarazo puede influir también en el funcionamiento de la ostomía, debido al aumento de la presión abdominal, provocando obstrucciones o hemorragias.

[1]

Por esta razón, su especialista puede plantearse retrasar la intervención quirúrgica hasta que finalice el embarazo.

[1]

Referencias

M. Sans, “Embarazo y enfermedad intestinal inflamatoria”, Gastroenterología y Hepatología 21, n.º 5 (1998): 236-238. (Último acceso: noviembre de 2021).
María Teresa Vergara y Paula Rey, “Enfermedad inflamatoria intestinal y embarazo: experiencia de 16 años”, Revisa de Medicina de México 139, n.º11 (2011): 1421-1427. (Último acceso: noviembre de 2021).
Sergio Pablo Huernos, “Revisión de la enfermedad inflamatoria intestinal durante el embarazo y la lactancia” ACTA – Gastroenterológica Latinoamericana 46, n.º 4 (2017): 340-349. (Último acceso: noviembre de 2021).
V. F. Moreira y A. López, “Enfermedad inflamatoria intestinal y embarazo”, Revista Española de Enfermedades Digestivas 99, n.º 11 (2007): 671. (Último acceso: noviembre de 2021).
Logo