Impacto social

Las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), entre las que se encuentra la colitis ulcerosa, pueden tener un gran impacto en la vida social y personal de quien las padece.

El diagnóstico de una enfermedad crónica a una edad temprana, asociado al tratamiento que deberá administrarse y a los propios síntomas, puede afectar de forma grave a la calidad de vida, al bienestar psicológico y a las perspectivas de futuro.

[1]

La percepción de la enfermedad

Durante los brotes de colitis ulcerosa se producen síntomas como dolor abdominal, diarrea y sangrado, que pueden dificultar que la persona con colitis ulcerosa realice una vida normal.

[1]
[2]
Esto puede repercutir en aspectos importantes de la vida como la educación, la carrera laboral o la vida familiar y social. Como resultado, algunas personas podrían desarrollar emociones negativas, ansiedad y depresión.
[1]


A nivel social, algunas personas que tienen colitis ulcerosa pueden dejar de realizar actividades que antes disfrutaban debido al miedo a encontrarse mal y no tener un baño cerrado, o incluso por problemas emocionales (tristeza, aislamiento, etc).

[1]


Cuando esto ocurre, además de mantener una relación fluida con el médico, el apoyo psicológico por parte de un profesional puede ayudar a la persona con colitis ulcerosa a gestionar las consecuencias emocionales de su enfermedad.

[1]

Rendimiento académico

En el caso de menores en edad escolar, las fases de brote pueden obstaculizar su formación

[1]
, especialmente entre aquellos niños que cursan con enfermedad inflamatoria intestinal severa de larga duración.
[3]

Los estudiantes con una EII suelen presentar más absentismo escolar y los adolescentes pueden obtener un rendimiento académico más bajo.

[3]
Entre los factores que pueden explicar un bajo rendimiento académico, se encuentran:
[3]

Frecuencia de visitas médicas y hospitalizaciones.


La posible necesidad de intervenciones quirúrgicas más frecuentes.

El déficit nutricional, que influye en el rendimiento académico.

Impacto sobre el empleo

La colitis ulcerosa puede tener un impacto significativo sobre el desempeño laboral de quienes tienen esta enfermedad.


De acuerdo con un estudio desarrollado en 2017, las personas con EII tienen que ausentarse de su puesto de trabajo una media de 18 veces al año debido a los síntomas, y un 64% de las mismas siente un grave estrés como resultado de esta situación.

[4]


Además, algunas de estas personas pueden llegar a ser menos productivas debido a los síntomas que produce la colitis ulcerosa.

[4]

Otro estudio realizado en Extremadura por la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis) y la Confederación ACCU y publicado en 2020, analizó el impacto laboral en personas con enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMIDs), entre las que se encontraba la colitis ulcerosa. La encuesta se llevó a cabo en seis hospitales de Cáceres y Badajoz, con un total de 83 municipios representados, y arrojó los siguientes resultados:

[5]

  • Un 45,4% de las personas con IMID se encontraba trabajando en el momento de la encuesta, mientras que un 6,6% estaba de baja y un 25,3% se encontraba en situación de desempleo.

  • Hasta un 83% de las personas ocupadas declaró estar de acuerdo con la frase “tengo que acudir al trabajo con síntomas”, y hasta un 80,7% afirmó temer entrar en fase de brote en su puesto de trabajo.

  • Además, las personas con una IMID suelen tener temor al despido: hasta un 47,1% creía que, en caso de tener un brote, su empresa le despediría.

Por tanto, tal como se deduce de este informe, las personas con una IMID como la colitis ulcerosa han de realizar un esfuerzo significativo tanto para acceder al mercado laboral como para permanecer en él.

Colitis ulcerosa y salud mental

Las EII tienen un impacto negativo en la salud mental de entre un 56-82% de las personas, según datos de la Confederación ACCU.

[6]

De hecho, en torno al 29-35% de las personas con colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn sufren ansiedad y depresión en las fases de remisión; durante los brotes, el porcentaje sube hasta el 60% cuando se trata de depresión y alcanza el 80% en el caso de la ansiedad.

[7]

Las razones que podrían explicar este impacto de la colitis ulcerosa sobre la salud mental de quienes tienen la enfermedad son:

[7]

Falta de empatía con sus problemas por parte de los demás.

Posibles dificultades a la hora de atender compromisos sociales.

Preocupación por su futuro laboral (acceso al mundo laboral y miedo al despido).

Posible rechazo.

La falta de comunicación con el equipo médico es otra de las principales causas de los trastornos psicológicos asociados a las EII.

[7]

De hecho, en un estudio de ACCU, entre un 45% y un 85% de los encuestados aseguraron que su especialista nunca o casi nunca les preguntaba sobre el impacto emocional de la enfermedad, y más de un 30% admitieron no comentar a su especialista estas inquietudes.

[6]

Estos resultados ponen de relieve la importancia de evaluar el impacto del tratamiento, no solo desde la mejoría física, sino en la esfera psicológica y el bienestar general.

[1]

Referencias

Manuel Barreiro, “Cuestiones psicológicas relacionadas con la colitis ulcerosa”, GETECCU. (Último acceso noviembre de 2021).
UNIMID, “Colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn”. (Último acceso: noviembre de 2021).
Petter Malmborg, et al., “Effects of Childhood-onset Inflammatory Bowel Disease on School Performance: A Nationwide Population-based Cohort Study Using Swedish Health and Educational Registers”, Inflammatory Bowel Diseases 25, n.º 10 (2019): 1663- 1673. (Último acceso: noviembre de 2021).
Young Sun Kim, et al., “Impact of inflammatory bowel disease on daily life: an online survey by the Korean Association for the Study of Intestinal Diseases”, Intestinal Research 15, n.º 3 (2017): 338- 344. (Último acceso: noviembre de 2021).
ConArtritis y ACCU, Enfermedades Inflamatorias Inmunomediadas (IMID) e impacto laboral en Extremadura (2020). (Último acceso: noviembre de 2021).
Confederación ACCU Crohn y Colitis Ulcerosa, “¿Cómo se maneja el impacto psicológico de la EII en consulta?”. (Último acceso: noviembre de 2021).
Milena Gobbo, et. al., "Impacto Psicosocial y su Manejo en Enfermedad Inflamatoria Intestinal. El Punto de Vista de los Pacientes", Gastroenterología y Hepatología 41, n.º 10 (2018): 640-642. (Último acceso: noviembre de 2021).
Logo