Síntomas

¿Cuándo debo preocuparme?

Las manifestaciones de la enfermedad de Crohn dependen en gran medida de la parte del aparato digestivo a la que afecte.

[1]
También tienen que ver la edad y factores genéticos y ambientales.
[2]

Síntomas intestinales

Estos síntomas suelen aparecer en fases de brotes y desaparecer en las fases asintomáticas

[3]
, cuya duración y gravedad puede variar de un paciente a otro.

Los síntomas más comunes son:

[1]
[2]
[3]

  • Dolor abdominal en forma de cólicos.
  • Falta de apetito y pérdida de peso.
  • Diarrea, lo cual conlleva una mayor eliminación de agua en las heces cuya cantidad puede variar.
  • Sangre mezclada con las heces.
  • Sangrado por el ano de forma aislada, que se hace evidente en el papel higiénico o retrete.
  • Sensación de evacuación incompleta. Esto puede llevar a un sobreesfuerzo que genere dolor abdominal y dolor en el ano.
  • Estreñimiento que puede desembocar en obstrucción intestinal.
  • Síntomas relacionados con afectación perianal de la inflamación: dolor anal, inflamación, calor local o supuración de pus.
Síntomas fuera del intestino

La enfermedad de Crohn puede presentar manifestaciones fuera del aparato digestivo, provocando síntomas como:

[2]
[3]

  • Fiebre.
  • Anemia.
  • Cansancio y debilidad.
  • Enrojecimiento e inflamación en los ojos.
  • Dolor e inflamación en las articulaciones.
  • Sangrado de encías.
  • Náuseas y vómitos.
  • Alteraciones en la piel como úlceras, dermatitis…
  • En el caso de menores en edad de crecimiento, retraso en el crecimiento y el desarrollo sexual.
  • Alteraciones renales como cálculos, o cólicos nefríticos.
  • Alteración del ciclo menstrual.
  • Sudores nocturnos.
  • En raras ocasiones puede provocar trastornos como colangitis esclerosante primaria.

Manifestaciones graves de la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn, en ocasiones, puede presentar complicaciones más graves como:

Obstrucción intestinal

La inflamación continua puede afectar a todo el grosor de la pared intestinal, provocando que, con el tiempo, esta se estreche, formando tejido cicatricial que impida el correcto flujo del contenido digestivo.

[2]

Estenosis

El proceso inflamatorio puede provocar que las paredes del intestino se estrechen, lo cual se conoce como estenosis, una complicación frecuente de la enfermedad de Crohn. Si esta condición persiste, puede derivar en una obstrucción intestinal.

[4]

Abscesos

Cúmulos de pus que se producen por infecciones bacterianas, generalmente en la zona perianal. Suelen causar hinchazón y dolor durante las deposiciones. Se tratan con cirugía y antibióticos.

[5]

Fístulas y desgarros

Las fístulas son túneles o canales que comunican de forma anómala con órganos internos, otras partes del intestino o la piel. Generalmente se producen en la zona perianal, aunque también pueden darse en el intestino, en la vejiga o la piel.

[2]

Colitis fulminante

Este trastorno es grave y requiere intervención médica inmediata, y causa dolor abdominal, diarrea, fiebre, hipovolemia y leucocitosis.

[6]
Aunque es más frecuente en pacientes con colitis ulcerosa, puede ocurrir a consecuencia de la enfermedad de Crohn colónica.

Megacolon tóxico

Surge por una evolución grave de colitis fulminante, y consiste en una dilatación aguda no obstructiva del colon que impide los movimientos normales del intestino, atrapando los gases en su interior. Puede provocar fiebre, diarrea, escalofríos, distensión y dolor abdominal, taquicardia, baja presión arterial… Por su alta mortalidad, requiere atención médica inmediata y con frecuencia precisa tratamiento quirúrgico.

[7]

Epiescleritis

Esta complicación se caracteriza por la irritación e inflamación de la epiesclerótica, la capa de tejido que cubre la parte blanca del ojo. Aunque puede cursar sin síntomas, algunos pacientes sienten dolor ocular, sensación de irritación y lagrimeo.

[8]

Desnutrición

Afecta al 50%-70% de las personas con enfermedad de Crohn. Se debe fundamentalmente a la ingesta insuficiente, la mala digestión y a problemas de absorción de nutrientes esenciales. Esto se asocia a una mayor demanda nutritiva que exige el organismo ante la enfermedad.

[9]
Se presenta con síntomas como falta de apetito, diarrea, dolor abdominal, calambres…
[2]
En niños, puede dar lugar a retraso del crecimiento o de la maduración sexual.
[9]

Cáncer de colon

El riesgo de desarrollar cáncer de colon aumenta a partir de los 8-10 años del diagnóstico de la enfermedad de Crohn.

[10]
Se recomienda a las personas realizarse colonoscopias de control para prevenirlo. Dependiendo del riesgo de padecer cáncer, la frecuencia de las colonoscopias puede variar.
[2]

Riesgo por medicación

Algunos fármacos utilizados para el tratamiento de la enfermedad pueden debilitar el sistema inmune aumentando el riesgo de padecer infecciones, linfoma o cáncer de piel y otros cánceres, aunque se trata de una condición que se da en raras ocasiones.


A su vez, medicamentos como los corticoides pueden provocar cataratas, osteoporosis, glaucoma o diabetes, así como aumentar la presión arterial.

[2]

Referencias

Clínica Universidad de Navarra, “Enfermedad de Crohn”, CUN. (Último acceso: noviembre de 2021).
Mayo Clinic, “Enfermedad de Crohn – Síntomas y causas”, Mayo Clinic. (Último acceso: noviembre de 2021).
Crohn’s and Colitis Foundation, “Signs and Symptoms of Crohn’s Disease”, Crohn’s and Colitis Foundation. (Último acceso: noviembre de 2021).
Carme Loras et. al. “Documento de posicionamiento. Recomendaciones del grupo español de trabajo en enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa (GETECCU) sobre el tratamiento de la estenosis en la enfermedad de Crohn”, Gastroenterología y Hepatología, 1885 (2021): 1-20. (Último acceso: noviembre de 2021).
Ana Echarri et al. “Enfermedad perianal”, Educainflamatoria. (Último acceso: noviembre de 2021).
Mónica Millán et al., “Colitis fulminante por Clostridium difficile”, Cirugía Española, 89, n.º 8 (2011): 556-557. (Último acceso: noviembre de 2021).
Francesc Casellas, “Megacolon tóxico”, Gastroenterología y Hepatología Continuada, 2, nº 6 (2003): 24-28. (Último acceso: noviembre de 2021).
Begoña de Domingo Barón, “Oftalmología”, Educainflamatoria. (Último acceso: noviembre de 2021).
María Josefa Martínez, et al., “Nutrición en enfermedad inflamatoria intestinal”, Nutrición Hospitalaria, 33, n.º 4 (2016): 59-62. (Último acceso: noviembre de 2021).
Fundación Más Vida “Cáncer colorrectal”, Fundación Más Vida. (Último acceso: noviembre de 2021).
Logo