El futuro del VIH: la investigación avanza

La infección por VIH hoy < El futuro del VIH: la investigación avanza

La investigación sobre el VIH avanza a pasos agigantados y, aunque aún no se dispone de una cura, todo apunta a un futuro prometedor.
El futuro del VIH: la investigación avanza

La ciencia camina a gran velocidad. Gracias a la investigación, podemos considerar hoy en día a la infección por VIH como una enfermedad crónica, algo impensable hace tan solo 30 años, momento en el que “sida” y “muerte” eran prácticamente sinónimos.

[1]

En la actualidad, la infección por VIH es tratable y manejable gracias a la existencia del tratamiento antirretroviral.

[2]
La presencia del virus en sangre puede ser inhibida hasta el punto de ser indetectable y, por tanto, intransmisible.
[3]

Además, la población está cada vez más concienciada sobre los métodos de prevención, lo cual supone el primer paso para frenar el avance de la transmisión del VIH.

Hasta la fecha se considera que dos personas en el mundo han logrado una “cura funcional” del virus al someterse a un trasplante de médula ósea indicado para el tratamiento de un cáncer.

No podemos decir que dispongamos aún de una cura para el VIH, pero, gracias a los avances en materia de prevención, diagnóstico, tratamiento y atención eficaz del VIH, se vislumbra un futuro prometedor.

[4]

¿Dispondremos de una vacuna?

La Organización Mundial de la Salud informa de que aún no tenemos una vacuna para prevenir la transmisión del VIH.

Sin embargo, se están desarrollando varios ensayos clínicos con el fin de dar con el que sería uno de los mayores avances científicos en la actualidad.

[5]

El programa de concienciación y prevención del sida de las Naciones Unidas (ONUSIDA) refiere que desarrollar una vacuna eficaz, duradera, asequible y segura será un paso fundamental para acabar con la epidemia del VIH.

[5]

Por ello, ONUSIDA pide que se amplíen las inversiones en investigación para que, por fin, una vacuna preventiva pueda convertirse en una realidad.

[5]

La “cura funcional” de dos personas

En 2008 conocimos el caso del “paciente Berlín”, un hombre llamado Timothy Brown que fue diagnosticado con VIH en 1995 que, para tratarse la leucemia que padecía, se sometió a un trasplante de células madre.

[6]

El donante tenía la mutación CCR5 Delta 32, es decir, sus células sanguíneas eran inmunes al VIH.

[6]

El “paciente Berlín”, tras someterse a la operación, dejó de tomar el tratamiento antirretroviral.

[6]
El posterior seguimiento de este caso determinó que Brown falleció en el año 2020 sin que el virus del VIH hubiera vuelto a aparecer en su sangre.

Hasta 2020, Timothy Brown era considerado la única persona “curada” de VIH en el mundo.

No obstante, el mismo año de su muerte, otra noticia se hacía eco en la revista médica británica The Lancet.

[7]

Adam Castillejo, apodado como el “paciente Londres”, que había convivido con el virus desde el año 2003, también se había curado de manera funcional, convirtiéndose en el segundo caso en el mundo después del “paciente Berlín”.

[7]

Castillejo también se sometió a un trasplante de células madre de donantes con un gen resistente al VIH.

Hasta la fecha, el “paciente Londres” continúa en remisión sin terapia antirretroviral.

[7]

Sin embargo, y a pesar de estos avances, los expertos señalan que el trasplante de células madre no es un método adecuado para todas las personas con VIH.

[7]

Además, se trata de un procedimiento de alto riesgo, únicamente utilizado para determinadas personas con VIH que también presentan neoplasias malignas hematológicas con alta probabilidad de mortalidad.

[7]

Aunque este método no pueda ser generalizado a todo el mundo, sí muestra cómo la ciencia avanza hacia la aparición de una cura total para el VIH.

Referencias

José Verdejo Ortés, “Aspectos clínicos y terapéuticos de la infección VIH/SIDA”, Crítica, n.º 953 (2008): 25-29. (Último acceso: enero de 2022).
Elías J. Cañas, Franciso Javier García León y Gloria Andérica, “Capítulo 2. Epidemiología de la infección VIH y SIDA”, en La infección por el VIH: Guía práctica, editado por la Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas (Junta de Andalucía, 2003), 37-54. (Último acceso: enero de 2022).
ONUSIDA, Indetectable = Intransmisible. La salud pública y la supresión de la carga vírica del VIH (2018). (Último acceso: enero de 2022).
Organización Mundial de la Salud, “VIH/sida”, Organización Mundial de la Salud, 30 de noviembre de 2020. (Último acceso: enero de 2022).
ONUSIDA, “ONUSIDA insta a que aumente la investigación sobre la vacuna contra el VIH para impedir que se produzcan nuevas infecciones” (Ginebra, 16 de mayo de 2018). (Último acceso: enero de 2022).
Sandra Pulido, “La historia del “Paciente Berlín”: la primera persona curada de VIH”, Gaceta Médica, 16 de noviembre de 2018. (Último acceso: enero de 2022).
El Confidencial, “Segunda persona curada del VIH en el mundo”, El Confidencial, 10 de marzo de 2020. (Último acceso: enero de 2022).
Logo