La importancia del mensaje Indetectable = Intransmisible

La infección por VIH hoy < ¿Puedo transmitir el VIH si es indetectable en mi organismo?

La adherencia al tratamiento antirretroviral (TAR) es altamente efectiva para reducir la probabilidad de transmisión del VIH.
¿Puedo transmitir el VIH si es indetectable en mi organismo?

Las personas que conviven con el virus y reciben tratamiento antirretroviral presentan una carga vírica en sangre indetectable, lo que significa que no pueden transmitir el virus.

En la actualidad, aproximadamente un 47%, a nivel mundial, de las personas con VIH cuentan con una carga vírica suprimida.

[1]

La importancia del TAR

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todas las personas con VIH tomen el TAR de por vida.

[2]

Además, para mantener una carga vírica indetectable, es fundamental ser constantes y fieles al tratamiento.

Además, conviene que se realicen pruebas para determinar su nivel de carga vírica de manera regular. Se considera indetectable una carga viral en sangre inferior a las 50 copias/mL.

[1]

Según el programa de concienciación y prevención del sida de las Naciones Unidas (ONUSIDA), entre los años 2007 y 2016, se llevaron a cabo tres grandes estudios sobre transmisión sexual y VIH con la participación de miles de parejas serodiscordantes, esto es, en las que uno de los participantes convivía con el VIH y el otro no.

[1]

En estos estudios se comprobó que, gracias al tratamiento antirretroviral, en ningún caso la persona con VIH transmitió el virus a su pareja.

[1]

Calidad de vida

Una importante colaboración internacional, impulsada por la Organización Mundial de la Salud, ha tratado de conseguir un objetivo final ambicioso pero, a su vez, alcanzable, para las personas que conviven con el VIH:

[3]

  • Que el 90% de las personas que conviven con el virus conozcan su estado serológico.
  • Que el 90% de los diagnosticados reciban tratamiento antirretroviral.
  • Que el 90% de las personas en tratamiento tengan una carga vírica indetectable.

A estos objetivos (90-90-90) se le sumó un cuarto (el “cuarto 90”

[4]
), que situó en primer plano la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) de las personas con VIH. Este objetivo tiene como fin medir dimensiones como el nivel de independencia, de recursos económicos, la salud psicológica, social o existencial, la satisfacción con la vida sexual, el estigma, la preocupación por el futuro…

Aunque el objetivo “cuarto 90” en España continúa siendo un reto,

[4]
es cierto que los grandes avances han hecho que, para muchos, saber que ya no pueden transmitir el virus gracias al tratamiento supone un antes y un después en la concepción que tenían sobre su enfermedad, mejorando considerablemente su calidad de vida.
[1]

Además, para luchar contra el estigma que aún hoy afecta a las personas que conviven con el VIH, trasladar el mensaje “indetectable = intransmisible” se ha convertido en una necesidad.

[1]

Referencias

ONUSIDA, Indetectable = Intransmisible. La salud pública y la supresión de la carga vírica del VIH (2018). (Último acceso: enero de 2022).
Organización Mundial de la Salud, “VIH/sida”, OMS, 30 de noviembre de 2020. (Último acceso: enero de 2022).
ONUSIDA, 90-90-90. Un ambicioso objetivo de tratamiento para contribuir al fin de la epidemia de sida (2014). (Último acceso: enero de 2022).
María José Fuster Ruiz de Apodaca, Cuarto 90: Calidad de vida de las personas con VIH. Monográfico SEISIDA 6, n. º 14 (2018): 26-27. (Último acceso: enero de 2022).
Logo