Diagnóstico

Diagnóstico

Primeros pasos

Para realizar un diagnóstico de cáncer de pulmón, es fundamental que el profesional sanitario valore los síntomas con los que el paciente acude a consulta. El especialista deberá tener en cuenta si la persona fuma o ha fumado a lo largo de su vida, así como estar al corriente de su historia clínica en general (ocupación laboral, antecedentes familiares [1], exposición a factores de riesgo en ámbitos sociales y personales, otras posibles enfermedades y estado de salud actual). [2]

El siguiente paso es una exploración física rutinaria en busca de signos y síntomas que puedan corresponderse con un cáncer de pulmón. [1] [3]

Todos estos pasos ayudarán a los especialistas a orientar el caso y a tomar decisiones en cuanto a los distintos procedimientos que se habrán de seguir para poder alcanzar un diagnóstico certero. [3]

Con la información recabada mediante el historial clínico y la exploración física, el profesional valorará completar el estudio con una serie de pruebas. Las más habituales son las siguientes: [1]

¿Cómo fue mi diagnóstico de cáncer de pulmón?

Lourdes comparte cómo fue su diagnóstico de cáncer de pulmón: un adenocarcinoma con EGFR positivo. “Para la inmensa mayoría de las personas, el diagnóstico tiene un impacto muy fuerte: debería comunicarse en un entorno con privacidad, ante la presencia de un psicólogo y acompañado del familiar o amigo que uno elija”, explica.

Pruebas de imagen

Las pruebas de imagen permiten realizar y ver imágenes del interior del cuerpo. Las más frecuentes son:

Resonancia magnética  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Resonancia magnética (RM)

En personas portadoras de alteraciones moleculares o cuando van a someterse a un tratamiento radical (aquel que se prescribe con la intención de eliminar el tumor) es recomendable realizar una prueba de imagen cerebral con RM. Esta prueba sirve para estudiar el cerebro y la médula espinal cuando existe sospecha de que el cáncer se ha extendido a dicho nivel. En ocasiones puede ser necesario realizar una RM torácica para conocer la relación del tumor con los grandes vasos sanguíneos antes de una cirugía. [3]

Radiografía torácica  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Radiografía de tórax

Es el método más común y sencillo para observar cuál es el estado de los pulmones. Se utiliza una fuente de radiación que permite obtener una imagen estática en la que se aprecien nódulos en el mediastino, manchas o derrames pleurales (acúmulo de líquido en la pleura), que pueden indicar la presencia de un tumor. [1][3]

Broncoscopia para diagnosticar un cáncer de pulmón
Broncoscopia

Esta prueba sirve para observar, desde su interior, la tráquea y los bronquios. Para llevarla a cabo, se introduce en las vías respiratorias de la persona, por la nariz o por la boca, un tubo flexible (broncoscopio) con una cámara de vídeo que sirve para que el especialista visualice el recorrido desde un monitor. [1] Además, se pueden tomar muestras de tejido que ayuden a confirmar el diagnóstico de cáncer de pulmón. [3]

Tomografía computarizada  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Tomografía computarizada (TC)

Se realiza una toma de imágenes de las estructuras anatómicas de la persona desde varios ángulos [1] mediante haces radiológicos. Con ello se consiguen imágenes más precisas de los pulmones. [3] En el cáncer de pulmón, la TC de tórax puede detectar alteraciones que no se hayan visto con la radiografía de tórax, así como si hay ganglios afectados o no. También se pueden realizar TC a nivel abdominal y/o craneal [1] si se sospecha que el tumor se ha extendido a otras zonas. Es una prueba indolora que se realiza en unos 20-30 minutos, tiempo en el que la persona ha de permanecer inmóvil sobre la camilla del escáner. [1]

Tomografía para diagnosticar un cáncer de pulmón
Tomografía por emisión de positrones (PET-TC)

Esta técnica permite detectar lesiones no visibles por otros medios. Se inyecta glucosa radiactiva a través de una vena de la persona. Como las células tumorales consumen glucosa más rápidamente que los tejidos sanos, con este método se puede conocer si existen células cancerosas, ya que las zonas con mayor glucosa radiactiva, es decir, donde se encuentran las células tumorales, saldrán en la imagen como zonas más marcadas. Las imágenes de esta prueba diagnóstica no son tan precisas como las de una TC, por lo que se suelen combinar ambas pruebas. La PET-TC permite estudiar el tumor primario y la extensión de la enfermedad a otras zonas. [1] [3]

Gammagrafía ósea  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Gammagrafía ósea

Se realiza mediante la inyección de un isótopo radiactivo que se fija al tejido de los huesos. Se lleva a cabo en personas que tienen signos o síntomas de metástasis ósea, pues permite saber si el tumor se ha extendido a los huesos. [3]

Técnicas de obtención de muestras

Existen otro tipo de pruebas en las que se recogen muestras de tejidos o células de la persona para su posterior análisis en laboratorio, lo cual aporta más información para el diagnóstico. Se suelen realizar las siguientes:

Analisis de orina y sangre  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Análisis de sangre y orina

Aunque no sirven para detectar el cáncer de pulmón en sí, estos análisis pueden orientar al especialista sobre el estado de salud de la persona, cómo están sus defensas y qué tal funcionan sus órganos. [2]

Citología de esputos  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Citología de esputo

Se analiza el moco expulsado con la tos para ver si hay presencia de células tumorales. [3]

Punción torácica fina  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Punción torácica con aguja fina

En esta prueba, se introduce una aguja fina unida a una jeringa a través del tórax, hasta llegar al tejido pulmonar o a un ganglio linfático. De este modo, se extraen células que luego se examinarán bajo el microscopio. [3] Esta técnica se lleva a cabo si el tumor se encuentra en una zona del tórax a la que es difícil acceder con una broncoscopia. [1]

Punción torácica gruesa  para diagnosticar un cáncer de pulmón
Biopsias con aguja gruesa

Este método sirve para extraer una muestra de tejido pulmonar para ser examinada al microscopio. [3] Es un procedimiento parecido a la punción torácica con aguja fina; las principales diferencias, en este caso, son el grosor de la aguja y la utilización de anestesia en el trayecto de la punción. La muestra que se obtiene con esta prueba es de mayor tamaño, algo especialmente útil a la hora de estudiar posibles mutaciones genéticas en los tumores pulmonares. [4]

Las muestras obtenidas en las pruebas anteriormente descritas son analizadas por un especialista en Anatomía Patológica. Este especialista es el que determinará si hay presencia de células tumorales. En caso de que las muestras obtenidas sean demasiado pequeñas o de mala calidad, puede ser necesario tener que repetir las pruebas para dar con un diagnóstico correcto que permita ofrecerle a la persona el mejor tratamiento para el cáncer de pulmón. [3]

Medicina de precisión

Diagnóstico molecular de un cáncer de pulmón
Diagnóstico molecular

La aparición en los últimos tiempos de nuevas técnicas de diagnóstico, como la NGS (next generation sequencing), ha permitido un aumento del conocimiento disponible sobre alteraciones genéticas causantes de enfermedades como el cáncer de pulmón. [5] Esta prueba supone un avance frente a métodos de análisis tradicionales mucho menos sensibles como la PCR (polymerase chain reaction). [6]


Este tipo de técnicas diagnósticas forman un pilar de de lo que se conoce como medicina de precisión o medicina personalizada. [5]


La medicina de precisión se basa en el desarrollo de terapias dirigidas que actúan directamente en los genes que favorecen la supervivencia y la división de las células cancerígenas. [7] Esto se consigue mediante la identificación de biomarcadores.

Biomarcadores  para diagnosticar un cáncer de pulm�ón
Biomarcadores y la importancia de un diagnóstico de precisión

Los biomarcadores son características biológicas medibles que ofrecen información sobre el estado de salud o sobre la enfermedad de una persona, [8] como en el caso del cáncer de pulmón. Estos biomarcadores pueden ser genes o el perfil genético de una persona, metabolitos, proteínas o parámetros fisiológicos o anatómicos, [9] y se pueden observar en muestras de tejido, sangre u otros fluidos del cuerpo. [10]


Los biomarcadores pueden ofrecer información sobre el diagnóstico y pronóstico de una enfermedad, [8] pueden ayudar a determinar si un tratamiento concreto va a ser eficaz y seguro o si se le puede aplicar terapia dirigida, es decir, un tratamiento personalizado. [10]


Además de estas sustancias, actualmente también se contemplan las mutaciones de genes. [10]

Importancia del diagnóstico molecular del cáncer de pulmón

“Las técnicas del diagnóstico molecular han convertido al cáncer de pulmón en el paradigma de la medicina personalizada”, explica el Dr. Jesús Corral. Ana, familiar de una persona con esta enfermedad, y Bernard Gaspar, presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP), explican la importancia de realizar rápidamente las pruebas genéticas para poder recibir terapias dirigidas eficaces. Lourdes incide en que estas pruebas permiten mejorar la calidad de vida.

Importancia de la medicina personalizada en el cáncer de pulmón

“La medicina personalizada lo es todo para las personas con cáncer de pulmón”, asegura Bernard Gaspar, presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (AEACaP). En el vídeo, el Dr. Jesús Corral aclara qué son los biomarcadores del cáncer de pulmón y para qué sirven.

La importancia del diagnóstico precoz

Los síntomas del cáncer de pulmón suelen ser inespecíficos, algo que puede hacer que el diagnóstico se retrase, puesto que esos síntomas pueden ser confundidos con otros procesos (la tos, por ejemplo). Por ello, en ocasiones, cuando se detecta el cáncer de pulmón, el tumor puede encontrarse en un estadio avanzado. [2]

En la actualidad, se trata de plantear e implementar estrategias que permitan detectar el cáncer de pulmón en la población en etapas tempranas, con el fin de incrementar su porcentaje de supervivencia. [2]

Diagnóstico precoz de un cáncer de pulmón

Por ello, se insiste en que, ante posibles síntomas del cáncer de pulmón, las personas fumadoras, exfumadoras o en contacto habitual con el tabaco, aquellas expuestas a factores de riesgo (en el entorno personal, social o laboral) y las que cuenten con antecedentes oncológicos en la familia, deben consultar con su médico lo antes posible (aunque tener síntomas no implica que la persona padezca necesariamente cáncer de pulmón). [2]


En España, más de un 90% de los diagnósticos de cáncer de pulmón se desarrollan en personas fumadoras o que han fumado en el pasado, por lo que continuar con la concienciación respecto a la lucha contra el tabaco es fundamental. [2]

Quizás te interese...

Mujer con síntomas de cáncer de pulmón.
Conoce los síntomas

Existen signos y síntomas del cáncer de pulmón que pueden hacerte sospechar.

Biomarcadores del cáncer de pulmón.
Biomarcadores

Los biomarcadores del cáncer de pulmón permiten identificar información clave. Descubre más.

En cáncer de pulmón y la medicina de precisión.
Medicina personalizada

La medicina de precisión o personalizada esta cambiando el abordaje de algunos tipos de cáncer.

Técnicas diagnósticas  de secuenciación de próxima generación.
Next Generation Sequencing

Next Generation Seguencing es una técnica de diagnóstico genético que permite analizar alteraciones indetectables con otras pruebas.

Referencias

Ana Eguino Villegas et al. Cáncer de pulmón. Una guía práctica (Asociación Española Contra el Cáncer, Madrid, 2005). (Último acceso: noviembre de 2023).
Asociación Española Contra el Cáncer, “Anatomía del pulmón y tumores”, AECC (Último acceso: noviembre de 2023).
MedlinePlus, “Intercambio de gases” MedlinePlus (Último acceso: noviembre de 2023).
Grupo Español de Cáncer de Pulmón, “Cáncer de Pulmón. Incidencia y factores de riesgo”, GECP (Último acceso: noviembre de 2023).
Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Las cifras del cáncer en España (2023). (Último acceso: noviembre de 2023).
Asociación Española Contra el Cáncer, “Cáncer de pulmón” AECC (Último acceso: noviembre de 2023).
Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, “WHO Classification on tumours”, 5ª edición, IARC. (Último acceso: noviembre de 2023).
European Lung Foundation, “Cánceres de pulmón raros” ELF (Último acceso: noviembre de 2023).
Asociación Española Contra el Cáncer, “Mesotelioma: ¿Qué es?” AECC. (Último acceso: noviembre de 2023).
Asociación Española Contra el Cáncer, “Glosario” AECC. (Último acceso: noviembre de 2023).
Instituto Nacional del Cáncer, “Tratamiento del timoma y carcinoma tímico en adultos - Versión para profesionales de salud” NIH. (Último acceso: noviembre de 2023).
Yuan Cheng, et al. “Therapeutic advances in non-small cell lung cancer: Focus on clinical development of targeted therapy and immunotherapy”, MedComm 2, n. º 4 (2021): 692-729. (Último acceso: noviembre de 2023).
Inés Calabria et al., “El nuevo reto en oncología: la secuenciación NGS y su aplicación a la medicina de precisión”, An Pediatr 85, n.º 5 (2016): 273e1-273e7. (Último acceso: noviembre de 2023).
Mariano Provencio et al. “Lung cancer in Spain: information from the Thoracic Tumors Registry (TTR study)”, Trans Lung Can Res 8, n. º 4 (2019): 461-475. (Último acceso: noviembre de 2023).