Las terapias dirigidas

Las terapias dirigidas

Cáncer de pulmón hoy < Las terapias dirigidas

Las terapias dirigidas son un tipo de tratamiento para el que se utilizan medicamentos capaces de atacar específicamente las células cancerosas mediante mecanismos concretos. [1]
Terapias dirigidas a c del cáncer de pulmón.

Los tumores se pueden clasificar de varias maneras en función de sus características. Una de las formas es según sus mutaciones. Conociendo estas mutaciones, se puede hablar de dianas biológicas que permiten predecir qué tratamiento será más efectivo para cada paciente. [2]

En esto consisten las terapias dirigidas: en la utilización de una serie de medicamentos compuestos por sustancias mucho más específicas, que atacan de una forma precisa a esas dianas biológicas características de cada tumor, y que resultan menos tóxicas para la persona en comparación con otros tratamientos como la quimioterapia. [2]

La elección de los medicamentos que se le administrarán a la persona no dependerá solo del tipo de mutación presente en el tumor. También se tendrán en cuenta el estadio del cáncer de pulmón o del tipo de cáncer de que se trate y las preferencias del paciente. [2] Las terapias dirigidas son una opción terapéutica que ha demostrado un beneficio significativo en términos de respuesta al tratamiento y en lo que se conoce como supervivencia libre de progresión. Por eso es importante identificar las mutaciones específicas de cada paciente para poder individualizar el tratamiento y optimizar los resultados. [3]

No obstante, cabe destacar que algunos de estos medicamentos están aprobados solamente para un determinado tipo de paciente, [1] por lo que cada caso tendrá que ser evaluado individualmente, por eso se habla de medicina personalizada o medicina de precisión.

Los anticuerpos monoclonales y los inhibidores de la tirosina cinasa son los dos tipos principales de terapias dirigidas que se emplean para tratar el cáncer de pulmón no microcítico. [1]

Terapia con anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos monoclonales permiten identificar los receptores que contribuyen con la proliferación de las células tumorales. Así, su utilización permite destruir las células cancerígenas o bloquear su crecimiento, evitando que se expandan. [1]

Este tipo de tratamiento se administra por vía intravenosa, [1] y puede tener algunos efectos secundarios. [2]

Terapia con inhibidores de la tirosina cinasa

Este tipo de tratamiento actúa dentro de las propias células cancerígenas, bloqueando las señales que los tumores necesitan para aumentar de tamaño. [1]

Dianas terapéuticas para las que existen terapias dirigidas

Estos son los tipos de medicamentos que existen para las diferentes dianas terapéuticas:

  • Fármacos contra células con mutación en gen EGFR: en ocasiones, células del cáncer de pulmón no microcítico tienen un exceso de función EGFR, que en condiciones normales contribuye a que las células crezcan. Por tanto, provoca que el tumor aumente de tamaño mucho más rápido. Los medicamentos de esta terapia inhiben la señal de la proteína EGFR. Esta mutación es común en mujeres, personas asiáticas y personas no fumadoras. [2]

    Existen distintos tipos de mutaciones en EGFR, como: [4]
    • Mutaciones de inserción en el exón 20 de EGFR
    • Deleciones del exón 19 de EGFR
    • Mutación L858R del exón 21 de EGFR

    Los efectos secundarios más habituales derivados de la toma de estos medicamentos suelen ser los problemas cutáneos (erupciones), la diarrea, las úlceras bucales o la pérdida de apetito. [2]

  • Fármacos contra células con reordenamiento en ALK: esta mutación es común en personas jóvenes no fumadoras. La proteína anómala ALK provoca que las células tumorales crezcan más y se disemine. Los medicamentos contra esta proteína se emplean cuando el tumor se encuentra en un estadio avanzado y la quimioterapia deja de tener efecto. [2]

    Las náuseas, los vómitos, la fatiga, el estreñimiento, la diarrea o las alteraciones en la visión suelen ser los efectos secundarios más comunes con este tipo de medicación. [2]

  • Fármacos contra células con reordenamiento en ROS-1: este reordenamiento se produce en algunos cánceres de pulmón no microcítico y es similar al del ALK. Los medicamentos contra reordenamiento en ROS pueden ser empleados en estadios avanzados como primer tratamiento en sustitución a la quimioterapia. Además, estos fármacos también pueden ser efectivos en casos en los que haya metástasis. [2]

    Algunos efectos secundarios comunes son el mareo, la diarrea, el estreñimiento, la fatiga o la alteración de la visión. [2]

  • Fármacos contra células con mutación en gen BRAFV600: esta mutación, que aparece en cánceres de pulmón no microcítico, favorece el crecimiento del tumor. Este tipo de medicación se puede emplear sola o bien combinada en casos de metástasis. [2]

    El engrosamiento de la piel, la picazón, el dolor de cabeza, las náuseas, la pérdida de cabello, la diarrea, la fatiga, la fiebre o la sensibilidad al sol son algunos efectos secundarios que pueden derivar del uso de estos medicamentos. [2]

  • Fármacos contra células con reordenamiento en RET: la proteína anormal contribuye al crecimiento de las células malignas. Los medicamentos contra este reordenamiento inhiben esa acción. [2]

    Algunos efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser sequedad bucal, diarrea, estreñimiento, fatiga, hinchazón de manos y pies, dolor articular y muscular o hipertensión, entre otros. [2]

  • Fármacos contra células con mutación en gen METexon14: la proteína MET anormal favorece el crecimiento y propagación de las células tumorales. Los medicamentos que inhiben esta proteína se pueden utilizar para tratar cánceres de pulmón no microcítico con metástasis. [2]

    Los efectos secundarios más comunes de estos medicamentos son la diarrea, el estreñimiento, las náuseas, la pérdida de apetito, la fatiga o la hinchazón en manos y pies. [2]

  • Fármacos contra células con reordenamiento en NTRK: la proteína NTRK alterada provoca también un crecimiento anormal de las células cancerígenas. Los inhibidores de esta proteína se utilizan para tratar cánceres de pulmón no microcítico en un estadio avanzado que hayan crecido aun siendo tratados con otros medicamentos. [2]

    La diarrea, el estreñimiento, la fatiga, el aumento de peso o las náuseas y vómitos son efectos secundarios comunes de estos medicamentos. [2]

Quizás te interese...

Sobre el diagnóstico

Todo lo que debes saber sobre el diagnóstico del cáncer de pulmón.

Biomarcadores del cáncer de pulmón.
Biomarcadores

Los biomarcadores del cáncer de pulmón permiten identificar información clave. Descubre más.

Técnicas diagnósticas  de secuenciación de próxima generación.
Next Generation Sequencing

Next Generation Seguencing es una técnica de diagnóstico genético que permite analizar alteraciones indetectables con otras pruebas.

Tratamiento del cáncer de pulmón: un médico de farmacia proporciona el tratamiento a un paciente de cáncer de pulmón.
Opciones terapéuticas

Infórmate aquí sobre las diferentes opciones de tratamiento del cáncer de pulmón.

Referencias

Crohn’s and Colitis Foundation, “Signs and Symptoms of Crohn’s Disease”, Crohn’s and Colitis Foundation. (Último acceso: noviembre de 2021).
M. Iglesias, “Impacto psicológico de la enfermedad de Crohn en pacientes en remisión: riesgo de ansiedad y depresión”, Revista Española de Enfermedades Digestivas 101, n.º 4 (2009): 249-257. (Último acceso: noviembre de 2021).
Catalina Grez y Juan Cristóbal Ossa, "Enfermedad inflamatoria intestinal en pediatría, una revisión", Revista Médica Clínica Las Condes 30, n.º 5 (2019): 372-382. (Último acceso: noviembre de 2021).
Sofía García-Sanjuán et al., “Enfermedad de Crohn: experiencias de vivir con una cronicidad” Salud Pública de México 58, n.º 1 (2016). (Último acceso: noviembre de 2021).
Sara Van Gennep et al., “Impaired Quality of Working Life in Inflammatory Bowel Disease Patients”, Digestive Diseases and Sciences n. º 66 (2021): 2916–2924. (Último acceso: noviembre de 2021).
Confederación ACCU Crohn y Colitis Ulcerosa, “Encuesta enfermedades IMID e impacto laboral”, ACCUESP. (Último acceso: noviembre de 2021).
Milena Gobbo et. al., "Impacto Psicosocial y su Manejo en Enfermedad Inflamatoria Intestinal. El Punto de Vista de los Pacientes", Gastroenterología y Hepatología 41, n.º 10 (2018): 640-642. (Último acceso: noviembre de 2021).
Sergio Tobón et. al., “Aspectos psicopatológicos en la enfermedad de Crohn y en la colitis ulcerosa”, Avances en Psicología Latinoamericana 25, n.º 2 (2007): 83-97. (Último acceso: noviembre de 2021).
Confederación ACCU Crohn y Colitis Ulcerosa, “Aspectos psicológicos de la enfermedad inflamatoria intestinal”, ACCUESP. (Último acceso: noviembre de 2021).
In-Pacient, “El estigma de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal”, In-pacient.es. (marzo de 2015). (Último acceso: noviembre de 2021).
Mireya Layunta Hernández et. al., “Calidad de vida e impacto psicosocial en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal”, Revista Portales Médicos: Gastroenterología (2018). (Último acceso: noviembre de 2021).
Logo Janssen | Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson