Síntomas

La esclerosis múltiple afecta a cada persona de forma diferente. Los síntomas de la enfermedad también pueden variar con el tiempo.

[1]

Aunque algunos de estos síntomas pueden resultar evidentes para las personas de tu entorno, habrá otros que los demás tal vez no vean.

[2]
[3]
Por ese motivo, resulta importante comentar estos síntomas «invisibles» y ocultos con el médico para poder tratarlos mejor.
[1]

Síntomas de la esclerosis múltiple más frecuentes

Entre los síntomas que las personas con esclerosis múltiple notifican con más frecuencia, se encuentran los siguientes:

[1]
[4]

Fatiga/cansancio

Cansancio extremo o falta de energía que pueden afectar a la capacidad para realizar las actividades en casa o en el trabajo. Esta sensación de cansancio incluso persiste después de descansar o dormir.

Entumecimiento/hormigueo

Una sensación de entumecimiento en la cara, el cuerpo o las extremidades (manos y pies).

Dificultad para pensar

La forma de aprender y procesar la información nueva o mantener la atención puede verse afectada por la esclerosis múltiple.

Dolor y picor

Aunque algunos tipos de dolor son un resultado directo de la esclerosis múltiple y están producidos por el daño en los nervios del sistema nervioso central, otros dolores se deben a los cambios en el organismo a causa de la esclerosis múltiple, como la rigidez o la espasticidad de los músculos.

Problemas de visión

La visión borrosa o los trastornos visuales son a menudo uno de los primeros signos que presenta una persona con esclerosis múltiple.

Espasticidad

Se refiere a las sensaciones de rigidez y una amplia variedad de espasmos musculares involuntarios. Puede producirse en cualquier extremidad, aunque es mucho más frecuente en las piernas.

Dificultad para caminar/problemas con la marcha

La tirantez muscular, el entumecimiento, la debilidad y los problemas de equilibrio, entre otras cosas, pueden hacer que resulte más difícil caminar y mantener el equilibrio.

Cambios emocionales

Los efectos de la esclerosis múltiple o el estrés de vivir con ella pueden producir cambios emocionales como depresión, cambios del estado de ánimo o irritabilidad.

Problemas de vejiga o intestino

Los problemas de vejiga e intestinales son síntomas frecuentes de la esclerosis múltiple, si bien suelen tratarse con cambios en el estilo de vida, por ejemplo, dieta, líquidos y ejercicio.

Impacto de los síntomas

Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden aparecer desde el inicio de la enfermedad y tener una repercusión importante en la vida diaria.

En una encuesta reciente, más de 8 de cada 10 personas que viven con esclerosis múltiple notificaron cansancio o dificultades sensitivas (entumecimiento u hormigueo) en el primer año tras el diagnóstico. Los demás síntomas notificados fueron dificultad para pensar, problemas en la función manual (esto es, la capacidad para realizar movimientos o tareas con las manos), dolor, problemas de visión, espasticidad, problemas de movilidad, cambios emocionales, problemas de vejiga/intestino y temblores.

[4]
[5]

Resulta importante comentar todos los síntomas con el médico para ayudarle a entender cómo es vivir con la esclerosis múltiple y orientarle en las decisiones sobre el tratamiento.

Referencias

National MS Society/ Symptoms and Diagnosis/MS Symptoms. Consultado el 29 de junio de 2020.
Giovannoni G, Butzkueven H, Dhib-Jalbut S, et al. Brain health: time matters in multiple sclerosis. Mult Scler Relat Disord. 2016; 9 Suppl 1: S5-S48.
Parker LS, Topcu G, De Boos D, et al. The notion of “invisibility” in people’s experiences of the symptoms of multiple sclerosis: a systematic meta-synthesis. Disability and Rehabilitation. 2021; 43(23).
Kister I, Bacon TE, Chamot E, et al. Natural history of multiple sclerosis symptoms. Int J MS Care. 2013; 15(3): 146-158.
Kobelt G, Thompson A, Berg J, Gannedahl M, Eriksson J, MSCOI Study Group; European Multiple Sclerosis Platform. New insights into the burden and costs of multiple sclerosis in Europe. Mult Scler. 2017; 23(8): 1123-1136.
Logo