¿Qué es y para qué sirve un trasplante de células madre en pacientes con mieloma múltiple?

Mieloma múltiple hoy < ¿Qué es y para qué sirve un trasplante de células madre en pacientes con mieloma múltiple?

El trasplante de células madre, que no implica cirugía, es parte del tratamiento de algunos cánceres de la sangre, entre ellos el mieloma múltiple.
Tipo de mieloma

Las células madre se encuentran en la médula ósea y en la sangre. A partir de ellas, surgen las células de la sangre.

[1]
Un trasplante de células madre permite reducir la producción de células cancerosas en la médula ósea.
[2]

¿Por qué se lleva a cabo este tratamiento?

El trasplante de células madre se puede realizar tras aplicar altas dosis de quimioterapia.

[3]

Estas altas dosis de medicamentos son muy agresivas y destruyen las células del mieloma, pero también las sanas, incluyendo las de la médula ósea.

[1]
[4]

Por esto, es necesario que el paciente sea sometido a un trasplante de células madre que permita regenerar la médula ósea y recuperar su capacidad de producir células sanguíneas (glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos).

[1]
Este procedimiento no requiere someter al paciente a una operación, sino que las células se extraen y se reintroducen por vía intravenosa.
[2]

Tipos de trasplante de células madre

Existen dos tipos de trasplantes de células madre:

  • Trasplante de células madre autólogo (autotrasplante): se realiza con las propias células madre del paciente. Es el más empleado en pacientes con mieloma múltiple. Los pasos:
    1. Las células madre del paciente se movilizan desde la médula ósea del paciente a la sangre periférica y, desde ahí, se extraen mediante un proceso conocido como aféresis.
      [1]
    2. Una vez extraídas, las células madre se congelan (criopreservación) y se almacenan.
      [1]
    3. Se realiza un tratamiento con quimioterapia de altas dosis para eliminar las células de mieloma de la médula ósea y de la sangre.
      [2]
    4. Cuando se completa la terapia con altas dosis de quimioterapia, las células madre almacenadas se descongelan y se vuelven a introducir en el paciente a través de una vena.
      [2]
    5. Estas células madre migran a la médula ósea, donde volverán a producir nuevas células sanguíneas, repoblando y construyendo así una nueva médula ósea sana.
      [2]
    También hay que mencionar el autotrasplante de células madre en tándem, que se refiere a un segundo ciclo de dosis altas de quimioterapia, y trasplante de células madre en unos seis meses después del primer ciclo. Este tipo de trasplante se hace en algunos casos muy seleccionados.
    [2]


  • Trasplante de células madre alogénico (alotrasplante): en este trasplante, las células madre se obtienen de un donante externo y sano con células compatibles con las del paciente.
    [2]
    Con este trasplante se pretende eliminar parcial o totalmente las células que están enfermas y sustituirlas por otras de un donante sano.
    [1]

    Cabe destacar que los efectos secundarios, la toxicidad y las complicaciones son mayores en el alotrasplante que en el autotrasplante, por lo que, cuando se recomienda como opción terapéutica, suele ser en pacientes jóvenes de alto riesgo que han sufrido una recaída.
    [2]
Trasplante de células madre

Referencias

Enric Carreras, Guía del Trasplante de Médula Ósea: para el paciente (2016), Fundación Josep Carreras contra la leucemia. (Último acceso: enero de 2022).
Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma, “Mieloma: la información más reciente para pacientes y cuidadores” (2019), LLS. (Último acceso: enero de 2022).
Sociedad Europea de Oncología Médica, Mieloma múltiple: una guía para pacientes. Basada en las Directrices de Práctica Clínica de la ESMO (2017). (Último acceso: enero de 2022).
Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer, “Si usted tiene mieloma múltiple”, American Cancer Society. (Último acceso: enero de 2022).
Logo