Conociendo la psoriasis infantil

Psoriasis > Conociendo la psoriasis infantil

Es importante involucrar al niño en la comprensión y en el tratamiento de la psoriasis.
Psoriasis infantil

Aunque es una enfermedad frecuente, los datos epidemiológicos de la psoriasis en la infancia son bastante limitados. No obstante, se estima que entre un 0,5% y un 1,5% de los menores de 18 años padece psoriasis en España.

[1]

Realizar un diagnóstico precoz en cuanto se detecten las lesiones cutáneas, fomentar la adherencia al tratamiento, mantener hábitos saludables en familia, involucrar al niño en la comprensión de su enfermedad… Estas son solo algunas de las pautas esenciales que el entorno del pequeño debería tener en cuenta para afrontar los cuidados que requiere una enfermedad como la psoriasis.

[1]

Características de la psoriasis infantil
[2]

La psoriasis en placas es la manifestación más frecuente de la enfermedad en todos los grupos de edad. No obstante, en niños mayores y adolescentes también es muy habitual la psoriasis en gotas.

Esta enfermedad se presenta con algunas particularidades en su variante infantil:

  • En bebés, pueden verse afectados los pliegues y la zona del pañal, con descamación escasa.
  • En niños, la psoriasis facial es más frecuente que en los adultos.
  • La psoriasis infantil también puede manifestarse en el cuero cabelludo.
  • La psoriasis en las uñas (psoriasis ungueal) es menos habitual, sobre todo en los más pequeños.
  • El síntoma que persiste y que más notan los niños es el picor.

El tratamiento como hábito
[1]

Es fundamental que el niño comprenda su enfermedad y participe en su propio tratamiento en cuanto pueda hacerlo. El núcleo familiar tiene que involucrar al pequeño en la aplicación de las cremas y enseñarle las pautas para que mantenga una correcta higiene personal.

En definitiva, el objetivo es conseguir que su tratamiento se convierta en hábito, con el fin de que no conciba la psoriasis como algo traumático. El niño entenderá así que, al igual que se lava los dientes todos los días, debe cuidar su piel a diario.

Sea cual sea el tratamiento recomendado por el médico, la familia ha de estar atenta por si no se aprecian mejoras o por si el niño desarrolla algún síntoma fuera de lo común. En caso de que esto ocurra, es crucial que se acuda a un especialista cuanto antes.

Los factores de riesgo
[1]

El estrés o el sobrepeso son factores de riesgo que pueden empeorar la evolución de la psoriasis. Es muy importante que el núcleo familiar sea consciente de esto para proporcionar los mejores cuidados a los más pequeños.

Ayudar al niño a mantener una alimentación saludable, fomentar la adherencia al tratamiento y darle apoyo emocional no solo mejorará el curso de la psoriasis, también optimizará su calidad de vida y su autoestima.

Referencias

Asunción Vicente, “Psoriasis infantil: comprender la enfermedad mejora la calidad de vida”, Revista Psoriasi, n.º 86 (2016): 17-19. (Último acceso: febrero de 2022).
J. M. Azaña Defez y M. L. Martínez Martínez, “Psoriasis en la infancia y adolescencia”, Pediatría Integral, 20, n.º 4 (2018): 234-243. (Último acceso: febrero de 2022).
Logo