Síntomas

Los síntomas de la psoriasis más frecuentes son las lesiones cutáneas de diferente tamaño, enrojecidas y cubiertas de escamas blanquecinas. Además, la psoriasis suele causar picor y quemazón.

[1]

También es frecuente que, cuando estas placas están muy secas, se agrieten y provoquen dolor e incluso puedan sangrar.

[1]

La psoriasis se caracteriza por su evolución en brotes, es decir, el paciente puede experimentar periodos de mayor o menor intensidad y otros en los que sus lesiones disminuyan e incluso desaparezcan.

[1]

También puede ocurrir que el afectado sufra brotes de psoriasis en zonas donde no los había padecido antes.

[1]

Localización de las lesiones

Las placas de psoriasis pueden aparecer en diferentes zonas del cuerpo:

Cara

Que la psoriasis se manifieste en la cara es muy poco frecuente.

[1]
No obstante, si afecta a la piel del rostro, lo habitual es que sea, sobre todo, alrededor de la nariz, en las cejas y las sienes.
[2]

Algunos hombres, además, pueden tener psoriasis en la zona de la barba y el cuello.

[2]

Cuero cabelludo

La psoriasis en el cuero cabelludo es muy frecuente. Muchas personas solo padecen psoriasis en esta zona. Se manifiesta con una descamación seca muy adherida al cuero cabelludo, sobre zonas enrojecidas. Puede extenderse a la frente y detrás de las orejas. La psoriasis en el cuero cabelludo no produce alopecia.

[1]

Extremidades

Es muy habitual que, sobre todo la psoriasis en placas, se manifieste en rodillas y codos, pero también puede aparecer en el resto de la piel de brazos y piernas, incluyendo el dorso de las manos.

[3]

Tronco

Es habitual que, en los pacientes con psoriasis en el área del tronco, las placas se manifiesten con mayor frecuencia en la parte baja de la espalda y en el ombligo.

[2]

Zona genital

Aunque no es muy común, la psoriasis puede manifestarse en el pubis, las ingles, los muslos, las nalgas, los genitales y la zona anal. Cuando la psoriasis afecta a la zona del pubis, los síntomas son similares a los de la psoriasis habitual (piel roja, descamaciones). En cambio, si afecta a las mucosas (glande, parte interior de los labios mayores) la piel se vuelve blanquecina o rosada.

[4]

Pliegues (invertida)

Este tipo de psoriasis produce placas rojas sin apenas descamación que pueden aparecer en cualquier pliegue: axilas, ingles, debajo del pecho, entre los glúteos... Suele ser una manifestación dolorosa e incómoda, difícil de tratar.

[1]

Uñas

La psoriasis en las uñas es muy variable. En algunos pacientes se manifiesta en forma de pequeñas depresiones puntiformes, otros presentan un engrosamiento o deformación de la uña, o bien manchas amarillentas fruto del despegamiento de la uña de su lecho. Esta manifestación suele ser muy molesta para trabajar con las manos.

[1]

Palmas y plantas (palmoplantar)

Esta manifestación de la psoriasis suele ser dolorosa, puesto que se caracteriza por placas muy secas en manos y pies que se agrietan. Los pacientes con psoriasis palmoplantar suelen tener problemas importantes a la hora de trabajar o de realizar tareas en su vida cotidiana, ya que suele ser muy invalidante.

[3]

Referencias

Miquel Ribera Pibernat (Acción Psoriasis), Vivir con psoriasis y artritis psoriásica. Información y consejos (2020). (Último acceso: febrero de 2022).
Psoriasis 360, “Psoriasis según la localización” Psoriasis 360. (Último acceso: febrero de 2022).
Alan Menter, “Psoriasis and Psoriatic Arthritis Overview”, The American Journal of Managed Care, 22, n. º 8, (2016): 216-224. (Último acceso: febrero de 2022).
Marta García Bustínduy, “Psoriasis genital. Consejos para un tratamiento eficaz”, Revista Psoriasi, n.º 86 (2016): 9-11. (Último acceso: febrero de 2022).
Logo