Factores de riesgo y desencadenantes de la psoriasis

Psoriasis > Factores de riesgo y desencadenantes de la psoriasis

El estrés, el tabaco, el alcohol, algunas infecciones… Son varios los factores que pueden influir en el desarrollo o empeoramiento de la enfermedad.
Factores de riesgo y desencadenantes de la psoriasis

En personas predispuestas a padecer psoriasis (es decir, que cuentan con probabilidad genética e inmunológica) o ya diagnosticadas, existen diversos factores de riesgo que pueden poner en marcha o agravar los síntomas de la enfermedad.

[1]

Principales desencadenantes

  • Estrés: el estrés llega a afectar hasta a un 90% de los pacientes con psoriasis y se sabe que puede desencadenar o agravar el curso de la enfermedad.
    [2]
  • Tabaquismo: este hábito se considera un probable factor favorecedor del desarrollo de la enfermedad. Además, las personas fumadoras suelen sufrir formas de psoriasis más graves y resistentes a los tratamientos.
    [3]
  • Consumo excesivo de alcohol: la incidencia de psoriasis es mayor en personas que beben alcohol en exceso. Además, este hábito suele desencadenar problemas emocionales, lo cual también puede empeorar el curso de la enfermedad.
    [3]
  • Infecciones bacterianas o víricas: algunas infecciones pueden bien inducir, bien desmejorar las lesiones cutáneas de la psoriasis. En el caso del VIH, por ejemplo, puede propiciar la aparición de la enfermedad o el empeoramiento de sus brotes. Por otro lado, la faringitis estreptocócica es un desencadenante frecuente de la psoriasis en gotas o la psoriasis infantil.
    [4]
  • Traumatismos: un golpe o arañazo directo sobre la piel, una quemadura, etc., puede desencadenar un brote psoriásico en la zona. Esto se conoce como fenómeno de Koebner, que aparece en 1 de cada 4 pacientes.
    [5]
  • Medicamentos: la toma de determinados fármacos (como los betabloqueantes o el litio) puede propiciar la aparición de lesiones psoriásicas o su empeoramiento.
    [4]
  • Clima: en ocasiones, el frío o los cambios de estación pueden contribuir al desarrollo de brotes de psoriasis.
    [5]

Es importante que la persona con psoriasis conozca qué hábitos pueden contribuir en la mejora o empeoramiento de su enfermedad.

[3]

Gran parte de esta responsabilidad recae en el profesional sanitario, que ha de proporcionarle al afectado la información pertinente para mejorar su calidad de vida.

[3]

Referencias

Alan Menter, “Psoriasis and Psoriatic Arthritis Overview”, The American Journal of Managed Care, 22, n. º 8 (2016): 216-224. (Último acceso: febrero de 2022).
Rubén Pérez Armas, et al., “Aspectos psicológicos para el manejo de la psoriasis”, Revista Finlay, 3, n.º 4 (2013): 268-271. (Último acceso: febrero de 2022).
Pablo de la Cueva Dobao, et al., “Sexualidad y psoriasis. ¿Amistades peligrosas?”, Más Dermatología, n.º 12 (2010): 4-13. (Último acceso: febrero de 2022).
National Health Service in England, “Psoriasis: causes”, NHS. (Último acceso: febrero de 2022).
Psoriasis 360, “Por qué se produce”, Psoriasis 360. (Último acceso: febrero de 2022).
Logo